El retrato de Dorian Gray

En su única novela, el divino Oscar Wilde puso al día el mito de Fausto. En este caso, la víctima es Dorian Gray, un bello y presuntuoso joven a quien un amigo hace un retrato al óleo. Cuando Dorian hace amistad con lord Henry Wotton, un cínico filósofo, este le convencerá de que sus más valiosas posesiones son su belleza y su juventud. Y, a partir de ahí, su deseo de que su retrato envejezca mientras él permanece joven se hace realidad. Pero ¿a qué precio?

Estamos, simple y llanamente, ante uno de los libros más bellos e ingeniosos de todos los tiempos.

RESEÑA

Este libro es unicornios oscuros y arco iris. Es helado de chocolate con cerezas encima. Es una pizza con todo. Es un gatito esponjoso. Es una limonada helada en un caluroso día de verano. Cuando leí este libro por primera vez en los años infructuosos de mi juventud, estaba emocionado, abrumado.