El temor de un hombre sabio

«Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable.» El hombre había desaparecido. El mito no. Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino, Kvothe había borrado su rastro. Y ni siquiera ahora que le han encontrado, ni siquiera ahora que las tinieblas invaden los rincones del mundo, está dispuesto a regresar. Pero su historia prosigue, la aventura continúa, y Kvothe seguirá contándola para revelar la verdad tras la leyenda.
Es la segunda parte de la trilogía «El nombre del viento».

RESEÑA

Su forma de hablar del amor, de la amistad, de sus estudios, de leyendas, del conocimiento y sobre todo, de la música. :notes: Kvothe es un músico que toca el laúd con el alma y sus canciones son los que lo mantienen cuerdo.

 

Detrás de Kvothe hay muchas leyendas exageradas y por eso es tan importante para Cronista (el que escribe la historia) escuchar la verdad directamente. Kvothe ha sido héroe, villano, asesino, amante, guerrero, el estudiante más joven de la Universidad, un prodigio en cada tipo de magia existente, conocedor del nombre del viento artista de Troupe, orgulloso Edena Ruh, huérfano y mil cosas más.

Uno empatiza desde la primera palabra con él, siente su dolor, celebra sus victorias, lamenta sus fracasos, pero más que nada, sufre al saber de cierto modo a donde termina toda la gloria de su vida.