La madre de Frankenstein

SINOPSIS

mujeres de Ciempozuelos, al sur de Madrid. Tras salir al exilio en 1939, ha vivido quince años en Suiza, acogido por la familia del doctor Goldstein. En Ciempozuelos, Germán se reencuentra con Aurora Rodríguez Carballeira, una parricida paranoica, inteligentísima, que le fascinó a los trece años, y conoce a una auxiliar de enfermería, María Castejón, a la que doña Aurora enseñó a leer y a escribir cuando era una niña. Germán, atraído por María, no entiende el rechazo de ésta, y sospecha que su vida esconde muchos secretos. El lector descubrirá su origen modesto como nieta del jardinero del manicomio, sus años de criada en Madrid, su desdichada historia de amor, a la par que los motivos por los que Germán ha regresado a España. Almas gemelas que quieren huir de sus respectivos pasados, Germán y María quieren darse una oportunidad, pero viven en un país humillado, donde los pecados se convierten en delitos, y el puritanismo, la moral oficial, encubre todo tipo de abusos y atropellos.

RESEÑA

He leído todos los libros de la saga Historias de una guerra interminable y todos me han gustado, pero éste les gana a todos. Las voces de Germán , María y Aurora se mezclan en una perfecta armonía para envolvernos en la realidad opresora de la dictadura de Franco en los 50’s. El escenario no es casual; un manicomio de mujeres regentado por religiosas, una asesina, una auxiliar de enfermeria condenada a su destino de niña pobre, un psiquiatra cuyo padre destacado psiquiatra republicano sufre las consecuencias de la derrota y su contrapunto con la Zuiza neutral y «civilizada». La historia atrapa y los personajes te seducen.