Línea de fuego

Julio de 1938, miles de jóvenes combaten en la trágica batalla del Ebro.

Sus nombres no son los que recuerda la Historia, pero cuanto les sucedió forma parte de nuestra memoria.

 

Con Línea de fuego, Arturo Pérez-Reverte sitúa con sobrecogedor realismo al lector entre quienes, voluntarios o a la fuerza, estuvieron no en la retaguardia, sino peleando en ambos bandos en los frentes de batalla. En España se han escrito muchas y excelentes novelas sobre esa contienda desde distintas posiciones ideológicas, pero ninguna como ésta. Nunca antes la Guerra Civil se había contado así.

«Cubrí varias de ellas como reportero, y hay un momento en que descubres que una guerra civil no es la lucha del bien contra el mal… Sólo el horror enfrentado a otro horror.»
Arturo Pérez-Reverte