Los juguetes de la guerra

Una tarde de otoño en Barcelona, a Violeta, la madre de la autora, le comunican la muerte de su hermano Víctor. Y con la noticia llega la gran revelación: Víctor era adoptado.En 1942, Elsa, viuda de un aviador de la Luftwaffe y madre de seis hijos, entre ellos Violeta, regresa al pueblo de Baviera en el que pasó los veranos de su infancia. Desea alejar a sus hijos de la guerra, pero a su llegada se encuentra con la mansión familiar reconvertida en hospital militar y tiene que acomodar a su familia en una humilde cabaña en el monte. Mientras a su alrededor el país se desmorona, los niños crecen y viven experiencias que los harán madurar deprisa. Elsa, una madre luchadora y una trabajadora eficiente que utiliza sus conocimientos como comadrona para ayudar en el hospital, también es una mujer joven que, a pesar del caos imperante, vivirá una intensa historia de amor.

RESEÑA

Es un libro emotivo, tierno, emocionante. La novela está basada en hechos reales, ya que es la historia de la abuela de la autora, Ilse y es contada por su madre, Violeta. Hay también hechos y personajes inventados, que hacen una historia entretenida, histórica y con algo de suspense. Todos los personajes de esta historia son “juguetes”en una guerra mundial que afectó a muchos países con secretos y atrocidades que eran desconocidas para la mayoría de la sociedad alemana. Lo que más me ha gustado de la novela son sus personajes,todos son interesantes y aportan algo a la trama y están muy bien creados, aunque para mí Ilse es sin duda el personaje más potente de esta novela. Una mujer que se tuvo que enfrentar a los obstáculos que la vida le planteaba, que fue capaz de darlo todo por los demás pero que también vivió una historia de amor preciosa.