Misery

Misery Chastain ha muerto. Paul Sheldon la ha matado. Con alivio y hasta con alegría. Misery lo ha hecho rico. Porque Misery es la heroína que ha protagonizado sus exitosos libros.

Paul quiere volver a escribir. Algo diferente, algo auténtico. Pero entonces sufre un accidente y despierta inmóvil y atravesado por el dolor en una cama que no es la suya, tampoco la de un hospital.

Annie Wilkes lo ha recogido y lo ha traído a su remota casa de la montaña. La buena noticia es que Annie había sido enfermera y tiene medicamentos analgésicos. La mala es que ha sido durante mucho tiempo la fan número uno de Paul. Y cuando descubre lo que le ha hecho a Misery Chastain, no le gusta. No le gusta en absoluto.

Antes, Paul Sheldon escribía para ganarse la vida.

RESEÑA

Si a alguien le queda el prejuicio hacia King por ser autor de best sellers, este libro le sacará las dudas: King es un gran escritor. Son dos personajes principales, y la acción en su mayoría transcurre en una casa. Con esos pocos elementos logra una historia con muchas capas, personajes con una psicología muy bien lograda, te mantiene todo el tiempo queriendo saber qué va a pasar (me iba a dormir pensando en cómo continuaría la historia, y eso raramente me pasa) y logra lo que uno viene a buscar con este tipo de historias: que te perturbe. Algunos temas sobre los que me hizo pensar son: el oficio del escritor, las adicciones, el fanatismo, la supervivencia, los traumas.  El final, maravilloso. Me encantó, es de esos libros que quisiera releer en algún momento. Super recomendable!